Fines de claires

 La pequeña ostra de la familia GEAY.

Soy la pionera de la familia. Tuve el placer de conocer a todos los descendientes del linaje GEAY.

A raz del agua y jugando con el ritmo de las mareas, crezco y me cultivo durante un mínimo de 30 meses para alcanzar mi tamaño adulto. Luego de este tiempo, me colocan al fondo de un criadero, para mejorarme, entre 15 y 28 días, filtrando así todas las riquezas características del suelo de esta región.

Con sabores ligeros y vivos, deleito los paladares de los comensales con mi sabor fresco y yodado, y con  mi fina de carne. Mi suave retro gusto de nuez me hace una apetecible delicadeza, para reuniones y comidas amenas.

Limpiar